Aprobación y aplazamiento

    Reconocimiento oficial de Hatun Vilcabamba en 2012

     La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID del Ministerio de Asuntos Exteriores de España nos concedió su patrocinio para continuar las investigaciones arqueológicas en Hatun Vilcabamba; porque que la puesta en valor de aquel importante sitio arqueológico contribuirá a mejorar las condiciones de vida de la población de la zona, calificada de extrema pobreza por las autoridades del Perú.

    El Ministerio de Cultura del Perú aprobó nuestro proyecto con  la Resolución Directoral 616-2012  firmada por la Directora General de Patrimonio Cultural, Ana María Hoyle Montalva. La cual reconoció que todas las evidencias indican que hemos descubierto Hatun Vilcabamba, Vilcabamba la Vieja ,o Vilcabamba la Grande. Y que se trata de “un yacimiento prehispánico de grandes dimensiones cuya ubicación, toponimia y características físicas coincidían con las descripciones de la capital perdida del último reino inca”.  

    2012 Objetivo general 616 2012 recotada2SUBRAYADA

     

    Equipo preparado y apoyo del Ministerio de Cultura

    Para poner en marcha nuestra expedición me reuní en Cusco con el Director de Investigación y de parques arqueológicos del Ministerio de Cultura en  la región. Era el arqueólogo Wilbert Bolívar, quien ya conocía nuestras investigaciones,había formado parte del equipo en nuestra expedición a Vilcabamba en 2002 y había dirigido las excavaciones en Yanaorqo.

    Me presentó al nuevo jefe del parque arqueológico de La Convención, el arqueólogo José Estrada Pachacútec, quien estaba encantado de unirse a nuestra expedición, junto con otros tres arqueólogos del ministerio de cultura.

    w12SvEstrada552

     Completaban la expedición Rubén Suárez Carballo como experto escalador, para explorar las laderas de algunos barrancos, y mi hija, la arquitecta Paula del Valle Agra, para representar gráficamente la zona arqueológica; y el equipo de arrieros y obreros que nos esperaba en Vilcabamba.

     

    La Municipalidad de Vilcabamba ofrece su apoyo

    Pedí al gobierno municipal apoyo a nuestro proyecto; y con el acuerdo unánime de todos los regidores firmamos un convenio de colaboración para completar los trabajos de excavación y puesta en valor de los restos de Hatun Vilcabamba. La municipalidad se comprometió a aportar obreros, personal técnico y medios de transporte para llevar adelante una excavación, en colaboración con el ministerio de cultura. Los regidores de Villa Virgen y de Incahuasi no ocultaban su emoción. Representaban a las comunidades campesinas más cercanas a Hatun Vilcabamba y pensaban que la puesta en valor de su patrimonio arqueológico contribuirá a mejorar sus difíciles condiciones de  vida.

    A petición de los regidores se incorporó a aquel documento el compromiso de apoyar que se construyeran cuanto antes los treinta y cinco kilómetros de carretera necesarios para llegar desde Pampaconas hasta Chancavine para que se pudiera cruzar el territorio del distrito desde este a oeste. Una  comunicación estratégica que permitirá cruzar el distrito de Vilcabamba de este a oeste y abrir para el comercio y el turismo una ruta directa desde Machu Picchu hacia hasta Ayacucho y desde allí hacia la costa. Esta carretera mejorará las condiciones de vida de los pobladores de la zona oeste del distrito de Vilcabamba, secularmente aislados, y facilitará las excavaciones necesarias para poner a la luz Vilcabamba la Grande.

    Al día siguiente ventitrés de junio asistimos a la representación histórica del Inti Raimy en Vitcos, la fiesta principal de Vilcabamba, con participación de centenares de personas vestidas de época para recrear episodios de la historia incaica. Un evento que atraía visitantes de otros lugares de la provincia con especiales medidas de seguridad de las fuerzas armadas.

    Dificultades imprevistas

    La noche del seis de febrero de 2012 se había registrado un ataque armado contra la comisaría de policía del distrito de Vilcabamba en el centro de Pucyura, con ráfagas de ametralladora y granadas durante cinco horas. Llovía intensamente y un derrumbe en la carretera retrasó la llegada de refuerzos. Pese a la intensidad del fuego sólo dos agentes resultaron heridos; aunque la opinión general era que los atacantes pretendían matar a los diez policías y llevarse sus armas.

    En aquello meses fueron detenidos algunos dirigentes de las guerrillas que actuaban en el VRAEM, pero continuaton activas, fragmentada en varias columnas que actuaban en torno a los ríos Apurímac y Ene apoyados económicamente por los narcotraficantes. En dos semanas del mes de abril en ataques a helicópteros y emboscadas habían matado a ocho policías y militares en la región del Vraem. El gobierno reaccionó instalando destacamentos del ejército en Vilcavbamba y otros lugares de la provincia de La Convención.

    En el territorio de Vilcabamba operaba una fracción encabezada por Víctor Quispe Palomino, conocido como camarada José, que era el jefe de un clan ayacuchano vinculado históricamente a Sendero Luminoso, integrado por sus hermanos y otros miembros de la familia; los cuales habían conseguido incorporar campesinos hasta reunir una tropa de más de trescientas personas armadas. Se movían en columnas de treinta a cuarenta personas, con una importante proporción de mujeres y algunos niños de catorce y quince años, con armamento muy moderno comprado con dinero del narcotráfico. Se declaraban continuadores del antiguo “Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso”; si bien mucha gente pensaba que ya no tenían ningún proyecto político, que tan sólo pretendían mantener áreas del territorio bajo su control para asegurar la salida de cargamentos de pasta básica de coca.

    w12M3orde98

    w12MgrupR34

    La zona occidental de Vilcabamba, donde se desarrolla nuestra investigación, era la más afectada por estas actividades y las autoridades nos indicaron la necesidad de aplazar las excavaciones previstas por razones de seguridad.

     

     

    • Image 1

    Desde las garras del Puma hasta Machu Picchu

    Ante la imposibilidad de viajar a la zona occidental de Vilcabamba y llevar adelante las excavaciones previstas tuvimos que cambiar nuestros objetivos.

    Viajamos hasta la base de las Agujas del Pumasillo, para preparar una futura escalada a estas impresionantes paredes de roca.

    w12pum2SP73

    Y nos pusimos en marcha hacia Machu Picchu con Pascuala Cobos como guía.

    w12MpCabS82

     

    En ruta desde Vilcabamba hacia Machu Picchu

    • Image 1
    2020 © Santiago del Valle Chousa