Ushnos y acuerdo de paz al pie del Choquezafra

    En torno al Apu Choquezafra se produjeron acontecimientos muy importantes en la historia de los Incas de Vilcabamba.
    Al sur de este gran nevado sagrado se encuentran los restos de Acobamba, la llacta elegida por Tuto Cusi, tercer Inca de Vilcabamba, para la firma del tratado de paz perpetua con los españoles el 24 de agosto de 1566.

    El Inca eligió para este acto solemne Acobamba, ubicado entre el Apu Choquezafra y el Chontawilca, su Apu femenino. Con lo que manifestó su voluntad de buscar la protección de aquellas montañas sagradas para un acuerdo que no era del agrado de algunos de sus capitanes.

    Este acuerdo de paz quedaría roto años más tarde con la muerte del Inca, el cierre de las fronteras de Vilcabamba y los ataques a los emisarios que envió el virrey. Tras lo cual se inició en 1572 la guerra que culminó con la conquista y destrucción de Hatun Vilcabamba.

    Los restos incas de Acobamba fueron parcialmente excavados por arqueólgos del Ministerio de Cultura en 2018 y se pueden visitar en las proximidades de la Acobamba actual, en la la carretera que va de Choquetira a Incahuasi.

    En la zona oeste del territorio de la municipalidad distrital de Incahuasi, se conserva una importante sucesión de ushnos ceremoniales alineados desde el río Apurímac hasta la cumbre del Apu Choquezafra. Los cuales son otra evidencia de la importancia ceremonial de aquella montaña sagrada y un indicio más de que allí se celebraron rituales de capacocha sagrados de altura y

    Acompañado de Ivan Quispecusi viajé más al oeste para estudiar los ushnos descubiertos por arqueólogos del ministerio de cultura en aquella zona. Cinco ushnos ceremoniales alineados desde Pumachaca, junto al río Apurímac, hasta la cumbre del apu Choquezafra que son una evidencia más de los rituales sagrados de capacocha realizados por los incas al apu Choquezafra

    2020 © Santiago del Valle Chousa