Encontramos Hatun Vilcabamba

    MISTERIO DE VILCABAMBA 2008

          La expedición “MISTERIO DE VILCABAMBA 2008", fue patrocinada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo - AECID, de acuerdo con el Proyecto de investigación aprobado y supervisado por el Instituto Nacional de Cultura del Perú con los siguientes objetivos:

    1) EXCAVACIÓN de algunos de los recintos identificados hasta el momento en Lugargrande.

    2) EXPLORACIÓN DEL AREA EN BUSCA DEL PALACIO DEL INCA e identificación del núcleo principal de la ciudad perdida. Asimismo exploración de la ladera norte del Nevado Choquezafra, el APU principal – o montaña sagrada para los Incas - tratando de llegar hasta la cima.

    3) ASCENSIÓN AL NEVADO CHOQUEZAFRA, 5164 m.s.m. y RECONOCIMIENTO DE LAS LADERAS.

          Para proseguir las investigaciones conseguí el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, del ministerio de asuntos exteriores de España. Se trataba de excavar y poner en valor de los restos de Hatun Vilcabamba procurando que esta investigación arqueológica fuera un factor de desarrollo y mejora de la calidad de vida de la población en aquella zona, una de las más pobres y aisladas del distrito de Vilcabamba.

        También conseguí ayuda de la empresa gallega Torre de Núñez, que nos donó alimentos  para la expedición. Y la compañía Iberia Lineas Aéreas que nos facilitó el transporte de nuestros pesados equipajes con material de acampada y provisiones.

       Cumplimos nuestros objetivos:

    -Identificamos estructuras principales de Hatun Vilcabamba e iniciamos las excavaciones arqueológicas.

    -Nuestro equipo conquistó la cumbre del Apu Choquezafra.

     

     

         

    Expedición "Misterio de Vilcabamba 2008"

    • Image 1

    La ubicación de VILCABAMBA LA GRANDE

          En 2008 cuando se cumplían once años del comienzo de nuestras exploraciones en Vilcabamba, estudiando todos los datos recopilados en las expediciones anteriores llegué a la convicción de que habíamos identificado el núcleo central de Hatun Vilcabamba, la capital sagrada de los incas en Vilcabamba. 

          Habíamos llegado hasta aquel territorio despoblado en la vertiente norte del Apu Choquezafra siguiendo paso a paso las indicaciones de las crónicas y otros documentos de los siglos XVI y XVII. Los cuales nos permitieron identificar la ruta del ejército que atacó y conquistó  la capital sagrada de los Incas de Vilcabamba en 1572, el lugar del último combate y la ciudadela inca de Marcanay, donde aquellas tropas descansaron la última noche antes de ocupar Hatun Vilcabamba o Vilcabamba la Grande.

         Teníamos ya un buen conocimiento de aquel territorio y tras el análisis de todos los datos obtenidos, consideré que todas las evidencias indicaban que por fin habíamos localizado la capital perdida del último imperio inca Vilcabamba la Grande, en un territorio despoblado a ochenta kilómetros al oeste de Machu Picchu; y al noroeste del Nevado Choquezafra el Apu Principal de aquel territorio. 

         Se trataba de un territorio muy aislado declarado de extrema pobreza por el gobierno del Perú. Pese a su ubicación estratégica entre Machu Picchu y Ayacucho. El avance de nuestra investigación iba a resolver un misterio arqueológico de siglos y al mismo tiempo podía contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población, porque se abría un nuevo territoio para el turismo cultural, arqueológico, de naturaleza y de aventura.

        Presenté un proyecto con estos argumento a  AECID, la  Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, y conseguí su patrocinio para organizar una nueva expedición de exploración y excavación que denominamos: MISTERIO DE VILCABAMBA 2008.   

    v2008 foto grupoDSCN1724

                                       Equipo de la expedición Misterio de Vilcabamba 2008

          El diez de junio subimos hasta la planicie de Maranchaioc e instalamos un nuevo campamento a 2400 metros de altitud. Organicé dos equipos para explorar la zona comunicándonos por radio y casi al final de la jornada encontramos restos de un camino inca y un muro con piedras muy grandes parcialmente derruido. Al día siguiente nos centramos en el estudio de aquella estructura y sus alrededores. El muro estaba formado por grandes piedras reforzadas por otras que servían de cuña y apoyadas en la roca y la limpieza del lugar nos dio una nueva perspectiva. Lo que habíamos creído en 2007 que era un camino empedrado, resultó ser un foso flanqueado por muros que parecían proteger el acceso a otra estructura completamente cubierta de vegetación, que se extendía sobre una plataforma de terreno con varios niveles. Pero la vegetación acumulada sólo nos permitía ver parte de algunos muros y era muy difícil hacerse idea del conjunto. ¿Qué era aquello?

         Estábamos en una zona alta, una especie de meseta sobre el barranco del río Lugargrande conocida como Maranchaioc, frente a una gran catarata que era visible desde las aldeas del valle del río Pampaconas casi hasta las proximidades del río Apurímac.

           Al comprobar que en había un gran número de recintos agrupados, cambié los planes para el día siguiente. En vez de descender hasta el río Lugargrande para seguir explorando el valle hacia el sur, como tenía pensado inicialmente, decidí concentrar nuestros esfuerzos en el área de Maranchaioc para seguir estudiando aquella zona.

         Después de la cena quemamos el despacho que traía preparado desde Cusco para pagar a la madre tierra. ¿Estábamos por fín en el núcleo de Vilcabamba la Grande?

         A la mañana siguiente organicé la prospección en dos equipos para explorar la zona abriéndonos paso con los machetes y la fortuna nos sonrió: Uno de los grupos encontró cinco recintos y el otro identificó tres recintos ocultos entre la vegetación. Algunos de ellos conservaban restos de mortero entre las piedras.

       Habíamos encontrado aquel lugar deshabitado reconstruyendo y siguiendo paso a paso ruta del ejército que atacó y conquistó la capital sagrada de los incas en Vilcabamba. Sabíamos por la documentación histórica del siglo XVI que estaba oculta en aquella zona. Y finalmente habíamos encontrado un gran conjunto de recintos prehispánicos.

    Todas las evidencias indicaban que habiamos identificado el verdadero emplazamiento de la última capital sagrada de los Incas. Habíamos empezado a excavar en el núcleo de Hatun Vilcabamba.

    Sería necesario un gran proyecto arqueológico para poner a la luz aquel enorme sitio arqueológico. La enorme dimensión de aquel sitio arqueológico y el interés mundial de su historia merece todos los esfuerzos, aunque la tarea será más difícil por el asilamiento del lugar.

    EXCAVACIO REC A225

     

    VLG vista general 3Z

     

    Vista Google EartVLG 3 10 2009

    Hatun Vilcabamba y Machu Picchu, semejanzas y relaciones sagradas

         Después de largos años de investigación y exploraciones conseguimos identificar el núcleo central de Hatun Vilcabamba, cubierto por una gruesa capa de vegetación acumulada en siglos de abandono.

        La sorpresa inesperada fue encontrar que aquel lugar tenía semejanzas evidentes con Machu Picchu y coincidencias geográficas tan exactas que indican relaciones sagradas entre ambos sitios arqueológicos que precisan mayor investigación.

     WcroquisHVrecua3N

     

         Machu Picchu y Hatun Vilcabamba están a ochenta kilómetros de distancia en línea recta y ambas a la misma latitud y también a la misma altitud.

         El apu principal de Machu Picchu está al sur de esta ciudad sagrada y es el Nevado Salcantay. El apu principal  de Hatun Vilcabamba, el Nevado Choquezafra, está al sur-suroeste.Y ambos tienen un área religiosa al norte: Wayna Picchu en Machu Picchu y Yanorqo al norte de Hatun Vilcabamba.

     CjhoquezafraVG

     

    La sierra de Vilcabamba es una barrera de roca y hielo con sus extremos en los nevados  Salcantay al este y Choquezafra al oeste. Una formidable fortaleza que sólo se puede cruzar por cuatro pasos naturales que superan los cuatro mil metros, . Las abras de Yanama, Choquetacarpo Chucuito y Piscacocha.wApuChoq2008

    Las abras de Choquetacarpo, Chucuito y Piscacocha eran especialmente angostos, con pasos escalonados y de facil bloqueo. Garantizaban una eficaz protección de Hatun Vilcabamba el espacio más sagrado de los Incas . 

     

    wCroqChoquRumiw

     

     

    Excavaciones, exploración y escalada

     

          La expedición “MISTERIO DE VILCABAMBA 2008", tenía entre sus objetivos la EXCAVACIÓN de algunos de los recintos identificados en años anteriores cerca del valle de Lugargrande. Y la EXPLORACIÓN DEL AREA para completar la identificación del núcleo principal de la ciudad perdida y encontrar la Casa del Sol y Palacio del Inca Tupac Amaru.

     DEL INCA .

     

         El diez de junio subimos hasta la planicie de Maranchaioc e instalamos un nuevo campamento a 2400 metros de altitud. Organicé dos equipos para explorar la zona comunicándonos por radio y casi al final de la jornada encontramos restos de un camino inca y un muro con piedras muy grandes parcialmente derruido. Al día siguiente nos centramos en el estudio de aquella estructura y sus alrededores. El muro estaba formado por grandes piedras reforzadas por otras que servían de cuña y apoyadas en la roca y la limpieza del lugar nos dio una nueva perspectiva. Lo que habíamos creído en 2007 que era un camino empedrado, resultó ser un foso flanqueado por muros que parecían proteger el acceso a otra estructura completamente cubierta de vegetación, que se extendía sobre una plataforma de terreno con varios niveles. Pero la vegetación acumulada sólo nos permitía ver parte de algunos muros y era muy difícil hacerse idea del conjunto. ¿Qué era aquello?

    Estábamos en una zona alta, una especie de meseta sobre el barranco del río Lugargrande conocida como Maranchaioc, frente a una gran catarata que era visible desde las aldeas del valle del río Pampaconas casi hasta las proximidades del río Apurímac.

    Al comprobar que en la zona había un gran número de recintos, cambié los planes para el día siguiente. En vez de descender hasta el río Lugargrande para seguir explorando el valle hacia el sur, como tenía pensado inicialmente, decidí concentrar nuestros esfuerzos en el área de Maranchaioc para seguir estudiando aquella zona.

    Después de la cena quemamos el despacho que traía preparado desde Cusco para pagar a la madre tierra, la Pachamama.

    ¿Estábamos por fín en el núcleo de Vilcabamba la Grande? 

    Yo pensaba que sí. A la mañana siguiente organicé la prospección en dos equipos para explorar la zona abriéndonos paso con los machetes y la fortuna nos sonrió: Uno de los grupos encontró cinco recintos y el otro identificó tres recintos ocultos entre la vegetación. Algunos de ellos conservaban restos de mortero entre las piedras. La densidad de los hallazgos y su distribución indicaba que sí.

    Habíamos encontrado el núcleo principal de Hatun Vilcabamba la capital perdida de Tupac Amaru el ultimo Inca.

    Estaba cubierto por una enorme capa de vegetación acumulada a lo lardo de siglos de abandono y olvido.

    CroqRut2008nucleo

    Exploración y escalada en el Apu Choquezafra

    • Image 1
    2020 © Santiago del Valle Chousa